miércoles, 8 de marzo de 2017

¿INTOCABLES?

En Madrid hay comunicadores que se sienten acosados. Esto es lo que se desprende de una noticia aparecida esta semana en el diario El País.
En toda referencia al caso leo: “una decena de periodistas”, no veo un solo nombre. Dato importante que ayudaría y mucho a valorar la información de una manera bastante objetiva.

Libertad de expresión y derecho a la información. Piden amparo por un supuesto ataque a dichos principios. Derechos que no se cuestionan, quede claro; pero no es menos claro, que no todo lo que recibimos en la calle es información aunque así se presente, y también que no todo vale. 
Tampoco sirve esconderse tras esta premisa para ejercer de franco tiradores y disparar a todo lo que interesa y en la forma que interesa.

Un micrófono, o una pluma no dan derecho a hacer lo que se antoje; por eso hay que exigir a quien tiene la responsabilidad de informar: rigor y seriedad con su herramienta. 
Respeto no basta con demandarlo, hay que saber dispensarlo, y con demasiada frecuencia observo a informadores e informadoras hacer un uso abusivo de su posición en defensa de un falso derecho que no corresponde. Estas herramientas no son una barra libre con derecho a todo.

Entiendo que una persona cuya misión es informar tiene ante sí una labor altamente importante, por lo que ejercerla con rigor debiera ser la constante ineludible; no obstante, es frecuente comprobar la facilidad con que se adultera la información que consumimos. Informar es trasmitir aquello que ocurre en la forma que ocurre, no en la forma que interesa que ocurra a quien informa.

A la hora de pedir apoyo, estoy convencido que un buen número de profesionales de la información, de quien primero deben protegerse y por ello pedir amparo es del Consejo de Administración de su grupo Editorial.

Libertad de expresión y de información no es falsear datos, mentir, difamar, construir documentos para causar daño a quien se pretende perjudicar, etc. Vivimos sobre un terreno bien abonado que hace brotar buena cosecha, y eso no es defendible ni aceptable. Sí es por otra parte censurable; de obligado cumplimiento criticar y poner en evidencia a quien lo practica. 
No sé si estará pidiendo amparo alguien que se pueda incluir en este sembrado.

¿Criticar o censurar prácticas vergonzantes es presionar? ¿Alguien se puede sentir intocable para hacer lo que le venga en gana y revolverse cuando se le responde? Pues no. Señores de la comunicación, flaco favor hace a un colectivo, cuyo prestigio no se cuestiona como tal, quien vulnera esos principios fundamentales y hace uso de prácticas miserables.

La noticia aparecida en el diario el País me  provoca bastante recelo. Recuerdo aquel editorial tan interesante que dedicó a Pedro Sánchez, y el momento en que lo hizo público. ¿Es esto libertad de información y expresión? Pues no, esto es sencillamente basura informativa. Y ningún medio, ningún periodista se considere intocable porque no lo es. 
Quien se revuelve en la basura está sucio, no merece crédito ni tan siquiera ser tenido en cuenta y por supuesto sí ser denunciado.

Anuncian una petición de amparo: dicen que una decena de periodistas, pero ni  un nombre; también que hay pruebas, pero no se muestra ni la primera. A mayores dice la Presidenta de la asociación, Victoria Prego, que es su palabra.
Con todo el respeto que me merece esta mujer, y no es poco, he de decir que su palabra aquí vale lo mismo que la mía, y ante una acusación de esta envergadura, menos palabras y más hechos y por supuesto, a los tribunales, de lo contrario será un episodio más de salsa rosa versión actualidad a la que nos tienen acostumbrados algunos comunicadores de la especialidad.

No hay nombres. Pues voy a poner de relieve alguno para ilustrarnos: imaginemos pidiendo amparo de protección a Eduardo Inda, Carlos Cuesta, Isabel Durán, Hermann Tertsch, Jiménez Losantos…….
Ante la hipótesis poco probable que sea alguno de estos nombres, ¿será alguno del mismo nivel y parecido? Si así fuere, somos los lectores quienes debiéramos pedir amparo, auxilio y protección por la toxicidad que nos hacen respirar; aunque también es cierto que en este caso, es sencillo establecer un mecanismo de protección: no hacer “puñetero” caso de sus soflamas y ya está.

En resumen Sra. Prego: luz y taquígrafos.
¿Hay presiones impropias y tal vez amenazas? Nombres y apellidos, pruebas y al Juzgado. A partir de aquí cada cual asuma su responsabilidad. ¿No se sigue este sencillo proceso? Entonces a callar, porque es bastante sospechoso y siempre posible que sea otra maniobra más de desprestigio y búsqueda de crear opinión. No iba a ser la primera vez.

Y ahora, a prepararse para la embestida en tromba de interesados en el barro. Siempre suele  aprovechar la coyuntura quien más motivos tiene para estar callado.
Tiempo al tiempo

                                                                        D. Robles

sábado, 4 de marzo de 2017

EL AUTOBÚS DE LA VERGÜENZA


Una organización, de cuyo nombre no quiero acordarme, nos dedica esta semana una exaltación de valores sustentados sobre la base de una moralidad mal entendida. También nos ilustra sobre el bien y el mal; lo propio e impropio y todo buen hacer que el derecho divino provee.

Un autobús decorado con imágenes y titulares cuya construcción debió suponer meses de trabajo y esfuerzo intelectual se dispone a recorrer las calles de Madrid y amenaza con acudir a Barcelona, Valencia y quien sabe dónde más, puesto que la irracionalidad elevada a un máximo exponencial es capaz de superar fronteras.

Esta gente, aupada y liderada por lo más retrógrado y anti-diluviano del Clero, no sólo quiere vivir conforme a su criterio y creencias, algo legítimo y respetable, sino que busca imponer y obligar a los demás a hacerlo bajo un yugo hipócrita de falsa “moralina” en aras de unos valores que no lo son.

Si la teoría nos dice que debemos tener cuidado de quien en público y en sede basílica abraza los santos, la realidad nos dice que cumple la máxima. 
Resulta frecuente visualizar en un banco del Paraninfo Celestial postrados de rodillas, dar golpes en el pecho y pedir perdón por los pecados, a la vez que ofrecer todo tipo de comprensión y apoyo a los “descarriados”, para, al salir de la procesión volver a pecar y señalar con el dedo inquisitorial a quien minutos antes ofrecían toda su consideración y respeto.

Este conglomerado de sabiduría y valores que desbordan, los presentan en un autobús de color, a la vez que nos recuerdan que en la educación de nuestros infantes ha de prevalecer un catecismo y cuantas falacias recrea, sobre las materias donde se forme en conocimiento y valores de respeto a los demás; respeto a la diversidad, vivir y convivir en la diferencia; respeto al medio ambiente (medio ambiente = a vida), y un largo etc.
Mejor insistir en el mantra de homosexualidad igual a enfermedad curable y otros que ayuden a mantener viva la llama.
Recobra actualidad la afirmación de aquel obispo americano cuando entró en el observatorio del Vaticano y dijo: “Para que queremos ciencia habiendo fe”.

Razón tenía Séneca cuando afirmó: “La religión es verdad para la gente común, falsa para los sabios y útil para los poderosos”

Resultaría simple esperar que los autobuses del odio pinchasen sus ruedas para dejar de seguir extendiendo su ira, pero pienso que es mejor pedir que sigan su recorrido y cuanto más mejor, con el ánimo que a mayor conocimiento de la fobia de estas almas en pena, mayor será la respuesta que cosechen.

Viajer@s del autobús. Apóstoles de la sinrazón: respeto y defiendo que puedan vivir conforme a sus creencias y prioridades, de la misma forma que exijo que dejen en paz a quien hace lo propio y no interfiere en sus vidas.

Para quien no sea capaz de cumplir esta sencilla recomendación porque su conciencia u obstrucción neuronal lo impida le recuerdo que los psiquiatras saben gestionar estos desequilibrios. 
Una persona homosexual o transexual es exactamente igual que otra que no lo sea, y que ustedes, almas en tránsito sobre ruedas. 
Hay algo que sí hace que ustedes sean un poco diferentes. Su fanatismo les impide ver el mundo en que viven.

Sexo, color, religión, origen……no hace a una persona mejor que otra, ni más digna ni más respetable, eso lo aporta la educación, cuya insuficiencia fluye por las ventanas de los cuatro costados del autobús.

Homosexualidad no es enfermedad. Defender tal cosa, como ustedes hacen, viajer@s del autobús, y quienes les aúpan desde las sacristías sí es un desajuste serio.
Si nadie lo consideró, les recomiendo que empiecen a valorarlo, nunca es tarde, y seguro que la solución a su problema la van a encontrar antes en una clínica que en una sacristía.

¿Cuándo los Obispos, paladines de la verdad absoluta piensan empezar a curar a tanto “enfermo” que hay en sus alcobas? ¿No encuentran el fármaco adecuado?
Tal vez mejor mantener su coherencia; y subidos al autobús tapar cuando haya que cubrir a la vez que seguir exhibiendo fe y buenas formas al otro lado de la puerta.

                                                                 
                                                                 D. Robles

sábado, 25 de febrero de 2017

VIVIR CON NUESTRA INCOHERENCIA

No es frecuente detenerse un momento a reflexionar un poco y observar cómo desenvolvemos nuestro discurso, formas de interpretar hechos y maneras de proceder. 
Si lo hiciéramos, resultaría bastante sencillo llegar a una conclusión: somos una especie (en términos generales) que piensa muy poco, cree lo que le cuentan y obra en función de lo segundo en manifiesta ausencia de lo primero. 
Pasa a plano secundario, o tal vez peor, ni se considera, conocer si es cierto o no aquello que escuchamos, y qué motiva algunos mensajes.

Hay gran distancia entre el enfado que provocan hechos consumados, el discurso que se adopta para referirlo y el nivel de compromiso que se asume a la hora de gestionar de forma coherente ese enfado.

Sabemos que hay partidos políticos que, al menos en alguna parte, funcionan como auténticas mafias, podríamos decir sin temor a exagerar, que son mafias, pero se hace convivir con naturalidad la critica y censura por un lado, y el apoyo por otro, que posibilita que sigan indignando.

También sabemos que modifican cuanto está a su alcance, que es casi todo, para conducir las cosas al lugar que interesa (caso de la Justicia) y apartar a quien convenga para que no investigue demasiado, a la vez que colocan a quien se presta a suavizar las probables malas noticias, o mejor todavía, poder fundamentar y convertir un delito en una exculpación. Lo sabemos y nos provoca enfado, pero seguimos apoyando a quien lo hace para que continúen con la cantinela.

Si lo hacemos posible, ¡no nos cabreemos! Ambas posturas son contradictorias y no obedecen a una mínima lógica conductual.

Esta semana el ex Fiscal de Murcia dice: se presiona, se amenaza, se intimida a quien persigue la delincuencia para que deje de investigar. No es el único. Cuando el presunto delincuente pertenece al status y entorno del Gobierno de turno, es cuasi intocable.

Una semana en que también se conoce el capítulo final del caso NOS (veremos como acaba) y también el de los golfos de Caja Madrid. Hechos que provocan en la sociedad indignación y preocupación, pero tres meses después, se olvida y se  sigue apoyando a quien tanto indigna.

En Andalucía sabemos que a los ex Presidentes los juzgará un ex alto cargo de su Gobierno. No voy a juzgar a priori su profesionalidad, faltaría más, pero algo de tufillo libera el asunto. 
En estas circunstancias ¿no sería más serio que este Magistrado se inhibiese en tal proceso?

En la Edad Media existía un derecho llamado de pernada, en la actualidad, ese derecho debió mutar en  formas de esta naturaleza.

No resulta difícil concluir que no vivimos en un estado de derecho, al menos serio, sino más bien en un régimen del estilo de los que tanto se critica desde aquí quien hace lo mismo o peor.

Nos indignamos, pero seguimos apoyando y justificando a quien nos indigna, además de darle argumentos suficientes para justificar la pervivencia de la mafia.

Somos capaces de defender lo indefendible porque así lo recibimos y asumimos, a la vez que podemos criminalizar lo que interesa utilizando la misma fuente.
Aquí podría servir de ejemplo el juego de los niños cuando jugando al escondite se tapan los ojos y dicen: “no estoy”. Pues eso, tapamos ojos, nariz y lo que sea necesario para escondernos tras una verdad que no lo es.

Las grandes maquinarias políticas lo saben, lo practican y lo consiguen. La población, en muy gran medida no lo sabe, no es consciente, y como tal obra en función del interés de esas maquinarias.

Otro ejemplo: ¿Cuál es nuestra reacción ante un hecho indignante? 
Nos suben el recibo de la luz de forma escandalosa, argumentando lo que sabemos, y sólo se nos ocurre tratar de protestar convocando por WhatsApp un apagón de luz de una hora un día. Sin embargo nadie piensa que esto y mucho más se empieza a arreglar en las urnas el día que se nos convoca. 
Quiero imaginar la carcajada de los directivos de las eléctricas y Gobierno, que al fin y al cabo es lo mismo, con tal manifestación de protesta.

Mostramos temor por lo que va a hacer quien nunca tuvo la oportunidad de estar, y no tememos a quien hace e hizo todo cuanto nos indigna y degrada. Las maquinarias referidas con anterioridad están engrasadas para asustar a la población de unos supuestos peligros que nos acechan con los demás. Es sorprendente escuchar a ciertos dirigentes el amplio conocimiento que tienen de la vida en casa ajena y tan escaso de la propia, de la que tantas veces escuchamos que no se habían enterado de nada, según que cosas.

Concluyo pensando que no somos coherentes. Somos más bien incoherentes y bastante. Por lo que procede decir: menos quejarse y más conciencia y compromiso. A partir de ahí podemos hablar.

                                                                     
                                                                        D. Robles

domingo, 19 de febrero de 2017

VENEZUELA VUELVE A ESCENA

De nuevo Venezuela en la escena política nacional. Sospecho que alguien barrunta elecciones y  hay que mover el árbol.

Antes de continuar he de decir, que no seré yo quien defienda a Maduro y cuanto representa, lo que no quiere decir que me llame la atención la recurrencia a este país como si fuese el único en el mundo a denunciar por prácticas más que dudosas.

Leopoldo López convocó a la “crem” de la política española para denunciar de nuevo la falta de libertades en el país latino. Aznar y González, en compañía de Rivera posaron en la foto, a la vez que González aprovechó para enviar mensaje a Iglesias, que en el fondo también le preocupa, aunque por motivos bien diferentes.

A Iglesias le escuché en múltiples ocasiones censurar que alguien pueda estar privado de libertad por defender una idea, sea donde sea: algo elemental, pero tal vez le falte decirlo en un idioma fácil de entender para que alguno lo pueda interiorizar, aunque también es cierto que cuando algo no interesa, se diga como se diga, no se va a escuchar; mejor mantener un mantra.

Es reprobable desde cualquier punto de vista privar de libertad a cualquier persona por defender una idea o posición, sea quien sea y donde sea. A partir de ahí, utilizar algunos casos concretos en los términos que vemos hay que darle lecturas varias.

Pues bien Sres. Aznar, González y Rivera: No puedo estar más de acuerdo con ustedes en trabajar y luchar por la libertad, los derechos humanos y en contra de toda manifestación y práctica que vulnere tales principios, por lo que les invito a que se pongan a ello de forma seria y rigurosa. 
Por cierto, no sé si el Sr. Aznar estaba pensando en esos derechos humanos cuando decidió acudir a la cita de Irak.

Recuerdo, no hace mucho tiempo, cuando Aznar y González se hacían fotos con el amigo Venezolano: era Chávez, no otro, a quien dispensaban buen trato y consideración. Debía ser motivado a que era buen cliente. Nos compraba armas, nosotros vendíamos y ante el negocio todo el mundo es bueno, parece ser. De repente se convierten en demonios, y no está claro si dejó de ser cliente o más bien es debido al interés que despierta como argumento para sacudir estopa a PODEMOS, donde encontraron un filón y consiguieron que forme parte de nuestro menú diario.
Saben que funciona, puesto que con ayuda de sus altavoces mediáticos hacen que demasiada gente lo crea, asuma y reproduzca. Funciona de tal manera que hasta el recién llegado Rivera se sube a la ola a ver si pesca algo.

Si de verdad quieren trabajar en pro de los derechos humanos, empiecen ya, no esperen más y vemos en cuantas partes pueden trabajar.
Un ejemplo que me tiene un poco desorientado: hay democracias tan consolidadas, donde se respetan con escrúpulo los derechos humanos, la libertad de expresión no se cuestiona y la mujer dispone de dignidad máxima.
Tomo como referencia Arabia Saudí, China o Guinea, por señalar tres ejemplos representativos de países amigos, que al  mantener un status importante y resultado aceptable en la balanza de pagos, resultan intocables para el paradigma del respeto español que representan nuestros personajes de la escena.
Estos casos y otros como estos, ni tocarlo. Recuerden cuando el actual Gobierno español se apresuró a elaborar una ley para impedir a la Justicia Española encausar a un delincuente foráneo. Fue una ocasión en que el objetivo era ciudadano chino. Hecho que molestó al gigante asiático. Claro, ante tal preocupación se modifican leyes y lo que resulte necesario, además de silenciar lo que convenga.

Las consecuencias de tal ligereza se empezaron a ver bastante pronto, pero el silencio hace su trabajo.
No importa arrodillarse ante China si es necesario antes que molestar, o cualquier buen cliente. Para entretenimiento de buen discurso ya tenemos Venezuela.

Venezuela, hace poco tiempo celebró elecciones y las perdió Maduro. Cuando toque presidenciales veremos qué pasa. A partir de aquí ¿resulta aceptable lo que está haciendo este mandatario tras el resultado? Pues más bien no. 
¿Alguien me puede indicar cuando fueron las últimas elecciones en Arabia Saudí o China?

Estos días trascendió la relación razonablemente cómplice que mantuvo González en su época de Presidente Español con la dictadura Argentina por intereses políticos de ambos, parece ser. ¿En qué está pensando González cuando imparte lecciones de proceder democrático? Tal vez para él las cosas no están bien o mal en si mismas, sino dependiendo que quien las hace.
Pues no, no creo que ninguno de los tres esté autorizado para disertar sobre un país en concreto, a no ser que sitúen su discurso en un marco universal.

Hay mucha gente a la que son capaces de “embobar” y lo saben, por eso de vez en cuando hay que salir a escena acompañados de medios afines y lanzar mensajes para que esa masa social no se duerma, no vaya a ser que se entere de alguna verdad que no interese y tenga consecuencias en clave interna.

Este es el asunto estimado trío.

                                                             D. Robles

viernes, 3 de febrero de 2017

EL PSOE SE ACLARA - EL PSOE SE LÍA

Se van aclarando las cosas en el PSOE.
Tanto se aclaran cuanto más las lían.

Partido Socialista Obrero Español: considerado siempre de izquierda y el recorrido de los últimos tiempos hace que la gente en la calle empiece a tener serias dudas sobre esta posición. Los hechos dan pie y avalan la creencia en su avance hacia posiciones conservadoras; hecho que provoca preocupación en los suyos, y a su vez deja libre un espacio que a día de hoy sólo puede ofrecer otra formación.

Esta travesía, tal vez sea consecuencia de la crisis de identidad que la socialdemocracia en conjunto está sufriendo de forma generalizada. El resultado de las primarias en Francia es una señal para quien quiera ver dónde está el canal que conduce las aguas; más allá de lo que un portento intelectual de la izquierda como es el Presidente aragonés, Sr. Lambán, haya sido capaz de interpretar.

En esta disyuntiva plantean para Junio su primer paso para definir el futuro. Alto voltaje en Ferraz.

Para la cúspide del organigrama interno, se sabe desde hace mucho tiempo que Susana Díaz es la candidata del aparato. El caso es que, como ella siempre estará donde los compañeros le pidan no va tener otra opción que dar el paso.
Todavía no se dio cuenta que el teatro se esconde mal, y en el ala izquierda, peor.

Cuando la gente lleva tanto tiempo (o siempre) dedicada a lo público, pierde contacto con la calle. Esos paseítos por los mercados no es tener contacto con la gente, eso es otra cosa (forma parte del teatro), y llega un momento que la realidad les supera y siguen convencidos que no hay más que lanzar cuatro consignas muy estudiadas, recibir el aplauso de los incondicionales y a seguir martilleando.

Pues no, unas elecciones generales no las gana las baronías, tampoco la militancia, y tampoco aquellos dispuestos a aplaudir el discurso de un líder, diga una cosa o la contraria.
En el caso del PSOE, más que en otros partidos, lo decide esa gran masa social que piensa, y se convence mal. Y ve cuándo alguien le cuenta un chiste y también cuándo alguien resulta  más creíble.

Pues bien. A partir de aquí voy a trasladar mi opinión sobre los tres candidatos que hay en liza.

Pedro Sánchez: dijo desde el minuto cero que se presentaría de nuevo a liderar el Partido, aunque en las últimas fechas surgieran dudas que bien pudieron ser ciertas o interesadas. Le convierte en la figura que habla más claro de los tres, y menos vueltas da a las cosas, algo interesante en política. Fue nombrado Secretario General para ser dirigido, y a poco que alumbró iniciativa y criterio propio, acertado o no, cundió el pánico que acabó en la crisis que conocemos. Probablemente sea la única candidatura que se pueda decir de izquierdas, puesto que la de Susana no es así, como diré en su turno, y la de Patxi no cuenta, como también diré en el suyo.

El pasado fin de semana se presentó en “territorio comanche” y la acogida, para sorpresa de unos cuantos, fue espectacular. Algo se mueve en territorio Díaz-González. Hasta el punto que la prensa en general lo silenció, y los acólitos de Díaz salieron en tromba, en uso de esas malas formas propias de quien está asustado y quiere meter miedo, mostrando notable ausencia de educación y rigor. Formas de hacer política a la vieja usanza que hay que superar. Lo que justifica que esta gente no vale, y por tanto se debe jubilar de la política.

Susana es la eterna candidata. No dará el paso oficial hasta que toque, o le recomienden, pero es la Secretaria General de facto.
Apoyó a Pedro en su día para dirigirle, puesto que con Eduardo Madina lo suponía más complicado. Pedro estaría hasta que a ella le llegase el momento: y entonces ya conocemos el cuento. La ambición desmesurada es muy traidora.
Cuando Pedro Salió un poco “respondón”, cundió el pánico y hubo que actuar.
Es la candidata oficial, u oficialista, y la candidata a quien apoyan las Viejas Glorias del Partido. Las viejas  y las nuevas oportunistas.
Un Partido que empezó siendo Socialista y de Izquierdas y hoy avanza, gracias a ell@s, hacia posiciones conservadoras, tal vez influenciados o dominados por el poder económico, a la vez que haciendo ímprobos esfuerzos por tratar de abortar todo lo que se mueve a su izquierda para quedar otra vez con el PP,  que les fue tan bien:  ahora tú, ahora yo, y ancha es Castilla.
Susana Díaz y esas Viejas Glorias siguen sin darse cuenta que las cosas cambiaron y mucho.
Es además la candidata del PP. A quien están esperando desde el Gobierno para recuperar y mantener el binomio.     

Y para animar la fiesta, Patxi López da un paso al frente y parece que también quiere coser. ¡Hay que ver cuant@ costurer@ emergió en este Partido! Van a terminar obteniendo el título en corte y confección.
Patxi era del equipo de Pedro, de repente da este paso y todo apunta que sin decir nada a Sánchez. Si esto es así mal ejemplo muestra. Su lealtad también queda muy cuestionada, y se podría hablar también de otra traición. Es una lástima, puesto que es un hombre que se veía muy cabal, pero los hechos terminan descubriendo rostros que tal vez estuvieran cubiertos por algún disfraz.
Enmarco este movimiento en una maniobra más de la Gestora, es decir, del aparato, para debilitar las posibilidades de Pedro, puesto que sabían que daría el paso al frente y temen la respuesta de las bases.

Que el aparato intente estos movimientos es presumible, que Patxi se preste tiene otra lectura. Saben (la Gestora) que el militante que va a votar con sentido crítico y no les quiere ver ni en televisión, y no son pocos, con esta irrupción puede dudar y tal vez divida ese voto entre Patxi y Pedro, lo que contribuirá a despejar el camino a Susana. Esto es en el fondo lo que busca la maniobra.

La militancia debe saberlo y ser consciente, después actuar en consecuencia, pero no debiera hacer algo de lo que se pueda arrepentir, será tarde. Patxi aquí, creo que sólo  cuenta como distracción, no como candidato serio.

Tal como veo hoy a este Partido, con Sánchez al frente apoyado por la base y abriendo puertas y ventanas para que salga tanto “mangante” que hay dentro, es posible que tenga algún recorrido.
Si la cabecera la ocupa Susana le auguro también un buen futuro, pero a la sombra de un ciprés disfrutando un merecido y dilatado descanso. Habrán convertido al PSOE en la versión ibérica del PASOC. El temido Sorpasso se confirmará y aquel votante de izquierda tendrá que buscar otra opción.

Entre tanto Mariano campa a sus anchas cumpliendo el dicho que lo coloca sentado a la puerta de su casa esperando pacientemente, ver pasar por delante de ella el cadáver de sus adversarios.                                                         

                                                                        D. Robles

sábado, 28 de enero de 2017

¿EDUCACIÓN? O ALGO MÁS

Hay escenas en la vida diaria que no se creerían posibles si no fuera porque la tozuda realidad hace que toquemos, y por tanto nos hace tomar conciencia de su presencia entre nosotros, delante, al lado.

A raíz del fallecimiento de Bimba Bosé, se desencadenó una serie de comentarios a través de la red, medio que suelen utilizar quienes no tienen posibilidad de hacerlo de otra manera que les permite esconderse bajo el cobarde anonimato.
No encuentro calificativos que puedan definir de forma ordenada tal infamia.

Este cúmulo de torpezas y atrocidades no sé bien si enmarcarlo en una carencia de elementos fundamentales y básicos de educación, que sin duda sí, si ampliarlo a alguna alteración genética no identificada que pueda padecer quien se manifiesta de tal manera, si también, a alguna enfermedad que se retroalimenta socialmente con una pastilla grupal; o a otra alteración no identificada. Lo que puedo afirmar es, que escapa a la normalidad elemental.

Hay algo que considero probado: quien no es capaz de aceptar todo cuanto sale de sus esquemas bastante limitados, trata de eliminarlo de su entorno haciendo uso de la sinrazón más absoluta, no reúne condiciones para vivir en la sociedad de la que forma parte.

Una canción dice en su letra, entre otras cosas: “Aquí cabemos todos o no cabe ni Dios”, pues bien, aplicado al caso he de decir que, quien trata de ejercer su convivencia buscando apartar a quien pueda ser diferente, y no sabiendo respetar a una persona por el hecho de serlo, es alguien que ha de padecer una mutación genética que debe ser tratada por su potencial peligrosidad. Ahora bien, no contemplo como solución al caso, excluir a estos individuos de la circulación ordinaria puesto que nos colocaría a su nivel y esto no es apropiado, pero en la medida que son individuos que requieren seguimiento, sí es adecuado identificarlos para poder tratar su trastorno y reconducirlos a la senda de la civilización normalizada.
 Los mecanismos son varios, es cuestión de buscar el más adecuado a cada caso. Hay cosas que no admiten demora y deben perseguirse hasta el último rincón.

Es un caso de los muchos que conocemos día sí y otro también, y debe encontrársele remedio antes que pueda ser demasiado tarde.

Una fuente que alimenta y da de beber a este trastorno es la Universidad del Desatino, donde encontramos doctores impartiendo doctrina sobrenatural, basada en la verdad absoluta, o casi.
Por un lado, catedráticos purpurados, a quien hay que añadir seglares del nivel de Richard Cohen, que esta semana es noticia por haber escrito un libro y a la vez, a través de su conferencia invita, en singular sintonía con algunos portadores de “sombrero celestial”, a “sanarse” a aquellas personas que son homosexuales.
Estos pobres infelices viven su profunda ignorancia sin darse cuenta, o no querer hacerlo, que si hay alguien que debe ponerse en manos de un especialista para sanarse, y en este caso de la psiquiatría, es ellos mismos por su trastorno conceptual y por extensión personal. En España hay grandes profesionales en esta especialidad que sin duda pueden ayudarles. Para ello, primero han de ser conscientes de su controversia y contradicción, para después estar en condiciones de aceptar esa ayuda. El gran problema es saber reconocerlo y aceptarlo.

Hay manifestaciones que lejos de ejercer la libre expresión, porque no lo es, atentan contra derechos fundamentales de las personas.

Hacer manifestación que suponga enaltecer el terrorismo está penado como sabemos, y se persigue hasta a quien  pueda hacer alusiones en clave de humor, cuyo mal gusto o no, no voy a discutir.
¿Cómo es posible que cuando alguien expresa públicamente aptitudes de naturaleza homófoba no se tengan en cuenta en la misma proporción? En el fondo no deja de ser un incentivo que ampara y justifica la acción de esas mentes retorcidas dispuestas a dar forma a esos discursos tocados por halo divino.

Para esto, como para tantas otras cosas caben tres soluciones:
EDUCACIÓN, EDUCACIÓN  y  EDUCACIÓN

                                                                            D. Robles     

sábado, 21 de enero de 2017

SENTADO EN EL QUICIO DE LA PUERTA


Sentado en el quicio de la puerta, como cantaría Víctor Manuel, siento cómo pasan por delante de ella los trovadores del momento entonando los cantares que anuncian el camino que conduce al destino inmediato.
No se detienen a conocer la impresión que me produce. Tal vez sea prisa, tal vez no tenga interés, tal vez y más probable, las dos. Así que, sigo escuchando los cantares, sentado en el mismo lugar, sintiendo la impotencia que conduce a la resignación de tener que sufrir las consecuencias del devenir más inmediato.

En el contexto internacional, empieza el reinado Trump con todo lo que se aventura y puede suponer un energúmeno descerebrado a los mandos de la nave americana. Es necesario mantener la expectación sobre sus decisiones. Nos guste más o menos nos afecta a todos.
Sus andanadas apriorísticas si se convierten en efectivas, temblarán los Andes, los Alpes, y el Himalaya.

No parece estar sólo en la aventura. El amigo Putin, contribuirá a provocar el terremoto.
Putin y los suyos, que nos acaban de deslumbrar anunciándonos que pegar a una mujer no será delito siempre que sea una vez al año. Fíjense bien: día 31 de diciembre sopapo que va. Día 1 de enero sopapo que viene. No  hay problema, son hechos que corresponden a años diferentes.
 Cuando un gobierno y un parlamento aprueban normas de este calado, ¿qué se puede esperar de tan dignos mandatarios?

Está bastante contrastada la injerencia del Cáucaso en las elecciones americanas, y no es difícil adivinar que no será gratuito. El magnate del tupe ya da muestras de cercanía enfrentando un hipotético enemigo común al otro lado de Siberia.

China por un lado amenaza la hegemonía bilateral y tanto Trump como Putin no están por la labor de facilitarlo. Hay que añadir a la fiesta al invitado coreano: ¿Qué papel jugará  Kim Jong-un en este tablero?
¿Veremos a los comunistas chinos ejercer de liberales y a los liberales americanos de aburridos proteccionistas?
El mundo patas arriba.

En clave doméstica podemos aplicar el binomio anterior en los términos que corresponde a los dos partidos mayoritarios, aunque lo sean algo menos. El matrimonio de conveniencia que vivimos entre el PP y una parte del PSOE, no vayan a pensar que se mantiene porque de repente unos se vuelven dialogantes y a los otros les entró la vena de responsabilidad de estado. 
En el fondo del asunto está buscar la forma de arrinconar a los dos invitados de última hora hasta provocar su desaparición. Hay que convencernos a todos de lo importantes que son ellos, para buscar en ese futuro próximo quedarse solos de nuevo, para seguir campando a sus anchas en la relación y control bipolar.  

Es a grandes rasgos lo más sabroso que degusto de esta tarta. 
No hay que hacer grandes esfuerzos para ver que aquí la gente pinta poco (como siempre), lo importante es el control del escenario, los recursos, el poder y en definitiva el dinero.

Si cruzamos los Pirineos veremos como Europa sigue ausente de la escena y haciendo buena la tradición que le concede el título de enano político. Sin resolver sus líos internos con el mayúsculo del momento que emerge desde la isla. Una Europa que iba hacia un lugar y camina hacia el opuesto. Aquella Europa social que se evapora en favor de otra netamente inhumana y dominada por los lobos vs lobbies.

Todo parece atado y bien atado. 
La revolución social en favor y defensa de la gente corriente, ¿es imposible?
Depende.

                                                                                    D. Robles

viernes, 6 de enero de 2017

NO ME PERMITEN SER YO


El  año 2016 pasó su última página para dar la alternativa a la primera de 2017 incógnitas.

Será irrepetible por todo cuanto nos brindó. Y para no defraudar lo exhibido a lo largo de su recorrido, nos coloca en el transcurso de sus últimos días, como guinda y remate, dos posicionamientos institucionales que nos deja cuasi “pasmaos”.
Es imposible dar crédito en primera instancia a tanto despropósito junto, y como si todos los días fueran 28 de diciembre hay que revisar comunicados para confirmar la perplejidad que alumbran.

Por una parte nos dicen: que las personas que tienen alguna dificultad de tipo sensorial (aquellas que no pueden ver u oír) necesitarán un informe médico que les habilite para poder casarse.
Sólo falta en el documento para rematar la faena, un párrafo que nos alerte de la posibilidad de contagio, por lo que se recomienda al resto de la población mantener distancia con las personas aludidas. 

A continuación se visten de largo los Tribunales. Lo eleva al altar del dislate la más alta Instancia Judicial del Estado, el Tribunal Constitucional, para decirnos que hay personas con discapacidad reconocida que no pueden votar en unas elecciones. Pueden presentarse, sin embargo, como candidatos a las mismas, pero no puede votar ni votarse.

¿Qué les hace llegar a esta conclusión?

Desde una instancia inferior se emite una sentencia, que basada en un examen que hacen dice que una persona no puede votar porque no conoce el sistema político español.

Fíjense bien: no conoce el sistema político español, dicen.

El TC no se digna admitir a trámite el recurso y reflexionarlo, simplemente dan por buena semejante barbaridad y emiten veredicto.

Veamos:

En primer lugar: ¿alguien puede explicar la realización de un examen de esta naturaleza a una persona para valorar su capacidad ante una urna?
Puestos a hacer exámenes: ¿Cuál sería el resultado si nos examinamos todos? ¿Incluidos examinadores?
Aventuro que las tres cuartas partes del cuerpo electoral de este país sería declarado inhábil.  

En medio de tanta tiniebla, alumbra un poco de luz ese voto particular, tan claro como contundente y pegado a la realidad que emite la Vicepresidenta del Alto Tribunal. Pareciera que en esta Instancia fuere la única persona que manifiesta un poco de clarividencia en medio de tanto traje gris.

Conociendo como funciona el aparato electoral en este país, me pregunto por la motivación que seguimos a la hora de depositar nuestro compromiso en una urna.
¿Cuál es el criterio que rige en los miles de personas que acuden a votar en régimen de acompañamiento? ¿donde un “asesor” político les entrega el sobre, los acompaña en coche, taxi, autobús, depende del caso y lugar, a la vez que está pendiente que voten bien y no se equivoquen, para más tarde botar si el resultado es satisfactorio? ¿necesita examen este votante? y ¿el asesor?, pues parece que no, esto vale y cuenta, sin embargo hay cien mil personas en España que no se les permite votar porque parece ser que no conocen el sistema político del país en el que viven.
¿Debiera ser considerado este acompañamiento como parte del sistema político del país?

Cuando una persona manifiesta saber que le están robando pero añade que no le preocupa y que seguirá apoyando a quien le roba ¿debe ser examinada? Más bien pienso que debiera ser inhabilitada.
Este criterio, ¿es válido? Pues sí, sin embargo una persona que tenga reconocida una cierta discapacidad, que no incapacidad, puede estar harta que le roben pero no le permiten decir basta.

En verdad en verdad os digo, que todo esto que relato tal vez era mejor no conocerlo para no sentir vergüenza de país.
Me viene a mente aquel dicho de W. Shakespeare: “En la vida tenemos dos opciones: vivir informados o ser felices”.

A estas Altas Instancias del organigrama de nuestro Estado, con gran poder de decisión, espero y deseo que hayan pasado unas buenas Fiestas Navideñas, una Feliz salida y Entrada de Años, y  esa copa que les haya servido para brindar por ello, sirva también para abrir sus mentes a la reflexión, y que el año que empieza les conduzca a dejar de cometer errores de esta magnitud a la vez que arreglar los ya cometidos.
FELIZ AÑO A TOD@S
                                                                    D. Robles


domingo, 18 de diciembre de 2016

ESPAÑA VA BIEN

2016 apaga sus velas. Velas, y no de cumpleaños. Le resulta difícil pagar la luz. Llegan sus últimos días y por fin con Gobierno. 
Toca análisis y este ciudadano lo va a hacer desde la percepción que la calle le aporta y no de todo, dado que ello le llevaría a relatar un tomo en lugar de un texto.

Analizando la realidad del momento con un poco de detenimiento y estableciendo una comparativa entre los datos que nos presentan y el día a día de la calle, es complejo digerir el desajuste que observo entre lo uno y lo otro.

España va bien. Crece a un ritmo muy superior a cualquier país de nuestro entorno. Eso nos dicen con tal empeño y frecuencia que hasta pudiera ofender no loar el mensaje.

Ahora crecemos, sí, pero nadie nos dice cuál es el punto de partida. No es lo mismo crecer sobre diez que hacerlo sobre cero, o menos, y España cayó tanto los últimos años que crecimiento se ha de producir con el sólo hecho de cambio de tendencia en la coyuntura del momento. A partir de aquí, no debemos negar la evidencia y sí aceptar ese gráfico, pero tal vez no debamos aceptar la euforia, muy interesada, que nos presentan. 
Llega un momento en la caída que no se puede ahondar más. A partir de ahí no parece difícil concluir que el propio ciclo provoca ese cambio de tendencia.
Entiendo que haya que insuflar optimismo, pero con prudencia.

Me pregunto quién crece, cómo, en base a qué, a costa de quién, cuál es la situación, etc. 
Tal vez encontremos alguna respuesta en la medida que vayamos reflexionando.

España va bien. Crea empleo a un ritmo mayor que cualquier país de nuestro entorno. Eso nos dicen con tal empeño y frecuencia que hasta pudiera ofender no loar el mensaje.

Creamos unos dos mil quinientos puestos de trabajo diarios, nos dicen. Siendo así no entiendo cómo es posible que a estas alturas haya menos gente trabajando que hace cinco años. Bajar el paro es una cosa, crecer el empleo otra. Tal vez encontremos respuesta si comprobamos los motivos que ajustan las estadísticas. Datos que interesan y mucho a quien los maneja y difunde.

Veamos: en los datos del INEM (los del desempleo) no figuran como desempleados los miles de ciudadanos que tuvieron que recurrir a la “movilidad exterior” para sobrevivir, bien sean nativos o venidos, pero ciudadanos que lo eran contribuyentes en España. No figuran quienes ya no tienen expectativas de encontrar empleo, tampoco quienes están realizando cursos de formación obligatorios por el sistema. Tampoco quienes trabajan dos días una semana, uno la siguiente, tres otra y ninguno la cuarta.
No figuran los tres millones de personas que ganan tres cientos euros al mes, ni tampoco los cinco millones que no llegan a los mil.
Los datos hablan de un alto porcentaje de contrataciones indefinidas, pero no hay uno sólo que nos indique cuántos indefinidos hay de 400 al mes.
Un Ministro económico nos dice que es mejor ganar 50€ que nada, pero no veo que se anime a probar seis meses tal volumen de ingresos.
También hemos de destacar que los actores que favorecen ese crecimiento pagan religiosamente, como todos sabemos, sus impuestos en España, lo que les convierte en respetables ciudadanos.

Un factor importante que mueve la economía de un país como el nuestro es el consumo, por lo que no es necesario realizar gran esfuerzo para darse cuenta que, con estas variables, cabe esperar que el consumo se dispare y con ello el recurrente crecimiento.
Como apunte significativo: las empresas del IBEX, entre enero y septiembre ganaron treinta mil millones netos. Bien está que las empresas ganen dinero, no voy a ser yo quien lo ponga en duda, es más, mal iríamos si así no fuera, pero son datos que también nos deben hacer reflexionar.

España va bien: la hucha de la Seguridad Social sigue medrando sus fondos, como también conocemos, por lo que no debemos estar preocupados. Un error en el cálculo nos indica que la actual Administración está a punto de dejarla a cero, pero no ha de cundir la alarma porque es coyuntural.
¿Qué pasaría si fuera otro Ejecutivo quien hiciese tal cosa? Probablemente un terremoto.

Peor es el panorama que nos presentan las cotizaciones derivadas de las rentas del trabajo si nos fijamos en el paisaje definido con anterioridad. Ahora bien, no debemos preocuparnos, nos dicen, y hasta pudiera ofender no loar el mensaje que con tanto empeño nos anuncian.

España va bien: La educación, elemento fundamental en el devenir de cualquier sociedad, se rige por una norma de la que se dice  busca la excelencia. Eso nos dicen con tal insistencia que hasta pudiera ofender no loar el mensaje.

La excelencia se fundamenta en segregar al alumnado cual si en la vida diaria viviésemos parcelados, y también prepararlo para competir en el mercado antes que para vivir en sociedad destacando los valores fundamentales que conducen a ello, a la vez que el catecismo se convierte en texto fundamental (no vayan a pensar ustedes que esto es adoctrinar, no, de ninguna manera), y añadir que triunfará quien tenga medios antes que quien tenga capacidades, véase las titulaciones universitarias a través de los Masters. 
Tal vez sea adecuado recordar que una sociedad inculta y con educación deficiente es más manejable y por ello es posible que sea el objetivo de esta excelencia.

España va bien: territorialmente mejor no "menealo". A veces siento que se añora aquello de “Una Grande y Libre” dado que no sabemos aceptar la realidad que nos es propia y establecer mecanismos de convivencia adecuados a esa realidad. Pareciera más rentable para los intereses de los Gobernantes la tensión y confrontación que genera en la sociedad que la búsqueda de espacios de encuentro. 
Siguen sin querer darse cuenta que hay un punto al que hemos de llegar quieran o no, y cuanto más lo dilaten y más piedras se coloquen peor será encontrar la solución adecuada.

En áreas como la solidaridad, prestación de ayuda a quien huye de la miseria, protección a los más débiles y también protección del medio ambiente. Si recordamos los casi catorce millones de españoles que la acción de lo que había que hacer dejó en la pobreza; ese treinta por ciento, quién sabe si ya más, de NIÑOS que las están pasando canutas. Que en Navidad, cuando a todos nos entra la vena solidaria (sólo en Navidad), tampoco se va a arreglar.
Entonces es posible pensar, que España no va tan bien.

                                                                                       
                                                                              D. Robles